lunes, 4 de junio de 2012

Un caso anòmalo del mundo de la informàtica

El pasado lunes 30 de abril abrimos con mi socio Enrique Feola una laptop Sony Vaio modelo PCG-7182 U, cosa que no es nada fàcil y que muy pocos se animan a hacer.
Una clienta nos habìa pedido que la revisàramos, ya que al prenderla hacìa un ruido realmente extraño, extremadamente agudo, que nunca antes habìamos escuchado.
Todo se debìa a la acumulaciòn de grandes cantidades de polvo en el interior de la màquina, sumado a la presencia de dos tornillos sobrantes, los cuales ejercìan presiòn sobre la misma, creando una interferencia electromagnètica.
Luego de eliminado el polvo y los tornillos, el ruido de la màquina comenzò a disminuir hasta desaparecer.
El problema fue que la màquina tenìa un tornillo cuya cruz (hendidura) para destornilladores habìa sido deformada, y junto a ella habìa una enorme pàtina, lo que evidenciaba que la màquina habìa sido antes abierta, probablemente en la fàbrica para su testeo. Esta circunstancia nos impidiò abrir completamente la màquina y llegar hasta el disipador, punto central del problema de acumulaciòn de polvo. Fue por este mismo motivo que la màquina comenzò con ese espeluznante chillido otra vez.
Por eso es importante que los testeos de las fàbricas no fuercen los mecanismos al punto de deteriorarlos y/o inutilizarlos. El trabajo hubiera sido mucho màs simple y exitoso de no ser por esta falla de fàbrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario